2013/05/29

Wednesday Indulgence: Guerlain 'bottles'

 

I must confess I’m addict to the Guerlain Acqua Allegoria fragrances. For a long time, when I was younger, I used to wear children’s perfume only, like Nenuco and some others (I still love how those waters smell…).
But since the day my sister let me taste the Angelique- lille Acqua Allegoria, I haven't changed my perfume, and I can’t wait every spring to find out  the new natural and refreshing fragrances…  And, obviously, get one.
Guerlain's web site worths a visit to learn about its history and the amazing Parisian boutiques where everything started...
This is the one I have almost finished from last summer (and the tiny one I usually bring in my bag) …

 
 
And… This is the new one, citric and soft as usual.

 
The reason why I have shared with you my little passion is because not only the fragrances are totally irresistible to me, but those bottles and their sophisticated design are also my favorites.
This current bottle design is the result of a long evolution from the antique ones...
 
And in order to improve my perfume collection I’ve added some other Guerlain treasures as …

 
 But I admit I only can wear this kind of intense perfume in some special dates and normally night events.
 
What kind of fragrance would you wear for a special day? You already know how I’d smell…

So, I’m going to perfume myself and enjoy my Wednesday!

Have a nice day!!!

2013/05/23

7 maneras de arruinar mi visita a una bodega

Hace unos días, un seguidor del blog me decía que siempre pongo bien a las bodegas que visito y que parece que todo sea perfecto, y que pequeñas críticas pero en detalles menores es todo lo que suele haber en mis posts sobre enoturismo.
Y puede que sea verdad.
Imagen de http://www.saksfifthavenue.com/Entry.jsp


También es cierto que, cuando uno va a un sitio de visita, a disfrutar el día y en plan turismo, está relajado y no es tan duro como cuando vas a una visita de trabajo o cualquier otro tema. Parece que una cita el domingo por la mañana, hablando y viendo temas que te apasionan, vino, diseño y construcción en mi caso, no puede tener muchas pegas, pero no siempre es así…
Así es que he decidido escribir aquí algunas de las cosas que en mis visitas a bodegas de diferentes lugares (no solo españoles) han hecho que ese rato de disfrute no lo sea tanto, o que mi recuerdo de esa cita haya quedado empañado (incluso arruinado).

 
Os dejo aquí esas 7 perlas (menores o no tanto), las que más recuerdo (por desgracia) y sin ánimo de ofender a nadie, que me gustaría no ver repetidas...


1 No inventen, por favor.

Normalmente cuando vamos a conocer una bodega, se nos presupone un cierto interés y conocimiento del tema, vale, quizá no todo el que va a una bodega tiene conocimientos previos pero, por favor, por los que no vamos en blanco… Cuando alguien pregunta algo, lo que sea, y quien esté guiando la visita no sepa la respuesta, que no se la invente!  Por favor! Porque cuando,  yo al menos,  me doy cuenta de que me están contestando cualquier cosa, y no me cuadra, dejo de confiar ya en el resto de la información que nos dan… y desconecto, y me aburro. No es más fácil decir no sé, lo consulto…

2 Eh! Ya sé que es fin de semana, por eso estoy yo aquí…

Claro, es fin de semana, el momento perfecto para hacer enoturismo, para disfrutar sin prisas de un rato en una bodega, así que no me agobien con el tiempo, no me hagan sentir que me hacen un favor porque me reciben en fin de semana y, no me digan a qué hora terminará la visita cuando empezamos…
 
3 Accesibilidad, por favor!

En una bodega centenaria, en una construcción antigua no podía estar prevista la accesibilidad a las distintas áreas de la bodega, ni si quiera quienes lo construyeron pensaron que alguien que no fuese un operario de la bodega llegaría a visitar nunca la mayor parte de las instalaciones.

Pero lo siento, en una bodega del siglo XXI, que dice estar orientada al enoturismo, con toda la inversión económica y tecnología del mundo, no se pueden admitir tramos de escaleras de chapa lagrimada en el recorrido, pasos angostos y elementos no adaptados para cualquier visitante.

4 Véndame lo suyo sin intentar pisar a nadie.

Es una de las cosas que menos veces me ha sucedido, pero sí que he visitado alguna bodega de una denominación de origen, que queriendo venderme las bondades de sus vinos y de su tierra, tiraba por tierra a otras denominaciones y calificaba al resto de vinos enfermos o pobres… En fin, intente venderme lo suyo sin meterse con nadie, si es que puede…

5 Y la cata, es un placer, no?

Esto sí que revienta cualquier visita… Por Dios, que quien va a dirigir una cata de sus vinos después de enseñar la bodega y explicarnos toda su filosofía, lo haga con cariño, con interés, que le guste el vino y se note, no??? No sé si escribí ya sobre esto, pero no soporto que me suelten un soniquete aprendido en la cata sin oler siquiera su copa y sin probar el vino…
Admito que esto nunca sucede en pequeñas bodegas, en negocios familiares, cuando quien te enseña “su casa” vive realmente lo que te sirve y quiere que lo quieras tanto como ellos.
6 No, gracias, aquí no.

Hoy en día, las bodegas ofertan sus visitas casi en todos los casos incluyendo una cata de sus vinos, o de alguno de ellos, como colofón o complemento de la cita, pero no me vale de cualquier manera ni en cualquier lugar.
Recuerdo todavía una de mis visitas del último año, a una nueva gran bodega, en la que al final de la cita, después de recorrer las instalaciones durante más de una hora, volvimos al vestíbulo de entrada, donde con un frío horrible, de pie y a toda prisa nos ofrecían una cata de vino a la vez que nos soltaban unos folios con las tarifas y nos despedían… 
 
Y los compañeros de visita...

 


Tranquilidad por favor, no estamos en una clase de máster, ni una visita turística es algo tan serio como parecen tomárselo algunos visitantes con los que me he encontrado. De hecho, hay veces que siento molestar haciendo fotos en algunos momentos, por no mencionar cómo reaccionan algunas personas por el hecho de que haya niños en una actividad de este tipo (cuando estos se comportan mejor que algunos adultos…).

Estas son las maneras de estropear mi perfecta visita de enoturismo, ¿estáis de acuerdo  conmigo? ¿Añadiríais alguna más? O quizá soy yo muy rara y exigente…  Me encantará saber vuestra opinión.

 

¡Salud!
 
 



 

2013/05/20

Clásicos de Rioja: Bodegas Bilbaínas.


Acceso a Bodegas Bilbainas, Haro
Siguiendo mi propósito de conocer las bodegas más antiguas de Rioja esta temporada (se supone que primaveral, aunque con el frío que estamos pasando nadie lo diría…) concertamos este fin de semana una visita a Bodegas Bilbainas, en Haro, y disfrutamos de una visita súper recomendable y muy cálida, como la propia bodega, si no mirad que rincones tiene…

 


Imagen de la Web de Haro- Turismo
 
Dentro de la tradición vitivinícola traída de Francia, gracias al ferrocarril, que ayer estaba de aniversario en Haro, es una bodega que conserva sus señas de identidad y sus espacios emblemáticos, y  dispone además de la mayor propiedad de viñedos de la capital de la Rioja Alta, a pie de bodega, algo que la hace única.

Viña Pomal

Si bien es cierto que me hubiese gustado descubrir sus calados en uso, como en otras bodegas riojanas, ya que a pesar del coste que esto supone es algo que les distingue, y da cierta pena pasear entre esos calados espectaculares y bien cuidados pero desnudos, y sin ninguna función.


La cata de vinos, que se hace a lo largo del transcurso de la visita en distintos puntos de la bodega, empezó con un Ederra Crianza, un vino fácil y tradicional para los que estamos acostumbrados al Rioja y que era una buena manera de entrar en el vino a las 11 de la mañana…
Después pudimos catar un Viña Pomal Crianza y un ViñaPomal Reserva, con el que me quedo yo personalmente (y me quedé literalmente porque abriremos en breve lo que compramos y nos trajimos a casa).
 
El ayer y el hoy parecen haberse conjugado muy bien en Bilbainas, como muestran las imágenes…
Aspecto actual de la Bodega


Imagen antigua tomada en la propia bodega


Para otro día dejo los comentarios sobre el Cava y la tradición en la elaboración de Cava en esta bodega (la segunda más antigua inscrita en el consejo regulador del Cava en España) que lleva desde 1912 elaborando Lumen y Royal Carlton.


Fachada del antiguo muelle de carga en el ferrocarril de Haro




Que tengáis un buen lunes!

2013/05/07

What's your favorite 'classic' winery in Rioja?

¿QUÉ BODEGA CLÁSICA DE RIOJA ES VUESTRA FAVORITA?



Aprovechando que durante todo el verano hay un montón de actividades en Haro y la Rioja Alta para celebrar ‘La Rioja Tierra Abierta’, estoy planeando visitar, en pequeñas escapadas, las bodegas más clásicas y antiguas de La Rioja, casi todas concentradas en el Barrio de la Estación deHaro.
Los fines de semana son una buena ocasión para hacerlo, pero no sé si tendré suficientes días libres, porque la oferta es enorme. Alguna de ellas las hemos conocido ya, recientemente, y las he ido comentando aquí:



 


Ahora tengo que hacer un itinerario de bodegas clásicas y antiguas, por dónde empezaríais?
Tengo en mi lista de imprescindibles: Bodegas López de Heredia, Bodegas Bilbainas, Federico Paternina, … Buff! Temporada intensa la que tengo por delante.
La construcción de grandes y modernas bodegas en Rioja, en los últimos años, ha eclipsado últimamente mi atención, supongo que como a muchos el diseño innovador y el renombre de los arquitectos que las han firmado han sido un imán que me han llevado a visitarlas y después comentarlo aquí:

Imagen prop. de Bodegas Baigorri
 
 
 

 

Imagen de la web de la bodega
Pero a partir de ahora, en cambio, he decidido contar aquí la tradición y la historia que han llevado a estas bodegas y a la cultura del vino de Rioja hasta este punto.
Claro, y probar los vinos que han surgido de la evolución y la conservación o transformación de la tradición heredada, y disfrutarlo y comentarlo con vosotros aquí. Y si fuese por los vinos, ¿por dónde empezaríais vosotros?
Empiezo la semana con este propósito de súper planes de ENOTURISMO, con mayúsculas.
¡Que tengáis una gran semana!
Y no desesperemos, que el sol y el calor también llegarána La Rioja, digo yo...