2014/12/29

Fin de año entre ladrillos y botellas


Hoy, de repente, me encuentro a punto de terminar el año, haciendo resumen y preparando nuevos proyectos para el año próximo, y me doy cuenta que este pobre blog, como un primogénito relegado, ha quedado un poco apartado este año, por la irrupción de uno nuevo: A Escala Humana.
Pero claro, como una no se divide y las cosas que tiene en la cabeza son siempre las mismas (muchas pero repetidas, pájaros que dirá alguno), pues resulta que el nuevo blog también tiene mucho de botellas y de ladrillos, como no podía ser de otra manera.
Y, a punto de cerrar la elección de blogger del año en Womenalia, he decidido dejaros por aquí algunos de los artículos más leídos de mi nuevo blog, pero que perfectamente podría haber publicado en DL&B, como los que hablan de La Rioja… o Vivir a la Riojana.


O los que directamente utilicé para contar los vinos que bebo y por qué ya no hace falta decir que las mujeres bebemos y sabemos de vino


O por qué ser blogger es algo más que una afición, es casi casi una adicción… 


Espero que los leáis, que os gusten los artículos y que, pidiendo ya demasiado, me comentéis todo lo que queráis.
Que todos los proyectos de este año 2015 que llega se cumplan y que lo vivamos cada uno de sus días, a todo color.
Gracias a todos los que leéis y compartís, y un deseo:

Mucha suerte y ¡Feliz Año Nuevo!

2014/12/12

Olivia Brion, un #pinot noir con historia


¡Buenos días de viernes!

Gracias a Dios la semana termina, -y poco a poco también el 2014: Adiós-, y tendremos un ratito para el relax el fin de semana, eso espero…

Tengo que admitir que tener abiertos dos blogs a la vez se ha ido haciendo más y más complicado, y aunque parezca que #DeLadrillosyBotellas está un poco de capa caída…
Nada de eso, con el año nuevo tendremos cambio de imagen (renovarse o morir) y nuevos temas.
Por algo acaba de cumplir ¡3 AÑOS este blog!

Pero esta semana quiero traer hasta aquí, alguno de los últimos artículos que he escrito en @womenalia, en “A Escala Humana”, que casi podrían haberse publicado aquí, porque el vino centra parte de la temática de este blog, y como soy incapaz de separar unos aspectos de otros de mi vida pues voy mezclando aquí y allá…
(Aprovecho para recordaros que con vuestras visitas podéis conseguir que yo sea Blogger del año en Womenalia, lo dejo caer...).
Y es que, entre las catas de Pinot Noir que hicimos este verano y otoño, unas cuantas ya…, descubrimos un vino muy especial, en una botella firmada, con la historia apasionante de una mujer y su familia: OliviaBrion.

Hoy, este nombre es una marca, una marca de un delicioso #pinotnoir de California, que llegó hasta aquí con una historia y que si queréis conocer entera podéis leer aquí. 

El #pinotnoir se ha convertido en un vino que despierta en mí cada vez más interés y admiración, los matices que diferencian el que puedas probar del Nuevo Mundo del de Borgoña, los de Oceanía..., incluso los españoles tienen algo que aportar.
Así que no lo dejo ahí, seguiré probando y aprendiendo, y contándolo siempre que pueda. Las navidades parecen una buena oportunidad para descorchar algún Pinot espumoso también…
Esta botella que hoy he traído hasta aquí, llegada desde California, de momento se queda en casa, este es el nuevo uso que le hemos dado, como recuerdo, ¿qué os parece?


El candelabro es un diseño que compramos en el museo Vitra y que ponemos en la última botella que queremos conservar por el motivo que sea, porque el vino era espectacular, un regalo, una gran celebración, nos da pena tirarla...
Y vosotros, ¿también conserváis botellas vacías que queréis recordar por algo o es solo una locura mía?

¡Qué tengáis un gran fin de semana!